Pérdida de Libido en los Hombres

Publicación sobre Pérdida de Libido en los Hombres por el Doctor Ángel Cunill, Director de Clínica Andrológica.

A los hombres no les gusta hablar de ello, ni a sus parejas. Pero la pérdida de libido en los hombres o el deseo sexual inhibido pone a prueba el matrimonio, o la vida en pareja más que cualquier otra disfunción sexual.

Perder interés en el sexo puede no ser tan frecuente para los hombres como para las mujeres: afecta alrededor de 15% de los hombres, y al menos el doble de muchas mujeres. Pero cuando los hombres pierden interés en el sexo les condiciona más que a las mujeres, ya que su masculinidad está tan ligada a su sexualidad que les resulta muy amenazante.
La pérdida de libido también hace que los hombres se sientan más descontentos con el resto de sus vidas y les afecta más que a las mujeres. Sólo el 23% de los hombres con pérdida de libido dicen que todavía se sienten muy felices con la vida en general frente al 46% de las mujeres, en los hombres la consecuencia es mucho mayor.
Pero la pérdida de libido no es algo con lo que se tenga que vivir, sin más remedio, se puede hacer mucho para recuperar ese deseo sexual y una perspectiva de la vida grata en pareja. La pérdida de libido no suele suceder de repente, suele ser un proceso gradual: sería una falta de interés en el sexo durante varios meses del último año.
La frecuencia de la actividad sexual no es la mejor medida de interés sexual, son tantas las circunstancias que pueden interponerse en el camino de un encuentro, incluso si el deseo está allí. Pero si se mantiene una relación estable y tiene relaciones sexuales menos a menudo que la norma puede ser que uno, no esté a gusto, con esta situación.El llamado síndrome del deseo sexual inhibido o hipoactivo es la pérdida de interés sexual. Es un trastorno mucho mas común de lo que parece ya que, a partir de los 45 años, la libido desciende en hombres y mujeres. Según una encuesta, el 65 % de los españoles tiene relaciones sexuales con regularidad, aunque para el 54 % esta frecuencia es insuficiente.Un 24,5 % afirma mantener relaciones varias veces por semana, mientras que un 41,5 % habla de una frecuencia de dos a tres veces por mes y el 31 % menos de una vez al mes.

Las causas de este complejo problema varían desde lo físico y lo médico hasta lo psicológico y lo social:

– La disfunción eréctil causa pérdida de libido
La impotencia, o ED, la disfunción eréctil, no es lo mismo que la pérdida de libido, pero cuando se experimenta uno, tarde o temprano es probable que sienta lo otro también. . Los vasodilatadores, como Viagra, Cialis y Levitra, mejoran el flujo sanguíneo al pene y son una ayuda a tener en cuenta siempre y cuando, haya una base de testosterona libre que sea la adecuada

-Ansiedad de rendimiento y pérdida de libido
Los hombres refieren dos problemas importantes: la ansiedad por el rendimiento y el clímax demasiado pronto.Casi uno de cada tres hombres se queja de eyaculación precoz, la cual generalmente es el resultado de no tener erecciones lo bastante firmes y duraderas,generalmente por no tener una base de testosterona libre suficiente, mientras que uno de cada cinco está preocupado por el rendimiento.
Y la ansiedad no se detiene allí, sólo un tercio de las mujeres afirman que siempre experimentan el orgasmo durante las relaciones sexuales, en comparación con el 75% de los hombres. No es de extrañar que los hombres se sientan presionados,y estar bajo presión puede causar pérdida de libido.

-El estrés conduce a la pérdida de libido
El estrés en general y la autoestima también son factores importantes. Todo ello puede desencadenar una cascada de producción de hormonas, como adrenalina y cortisol que hacen casi imposible que actúe el sistema parasimpático, necesario para que se produzca una erección.
Hasta 1992, las explicaciones científicas que intentaban esclarecer como se producía la erección se centraban en las condiciones del sistema circulatorio. En este mismo año, la revista Science, elige el óxido nítrico, como la molécula del año. Las nuevas investigaciones descubren que el óxiido nítrico ejerce funciones de neurotransmisor. El cuerpo lo fabrica cuando hace falta, porque no puede almacenarse como hace con otros neurotransmisores (acetilcolina, noradrenalina).Se le han atribuido intervenciones en las funciones del aprendizaje y de la memoria, pero donde más clara ha aparecido su intervención es en la respuesta eréctil y tiene que actuar el sistema parasimpático.
La sucesión de acontecimientos que inducen a una erección completa, comienzan con la liberación de óxido nítrico en las terminaciones nerviosas de la región pélvica,provocada por estímulos fisicos o pensamientos eróticos, lo que desencadena la dilatación de los cuerpos cavernosos y de los vasos sanguíneos del pene. Al relajarse la musculatura se produce una consecuencia inmediata: un incremento de la entrada de sangre y la dilatación de los tejidos.

-Condiciones médicas pueden causar pérdida de libido
Una variedad de problemas médicos y condiciones físicas crónicas pueden disminuir el deseo sexual de un hombre. Enfermedades graves, como el cáncer y la depresión, ciertamente pueden desvanecer cualquier pensamiento de sexo. Las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión y la diabetes pueden reducir el flujo sanguíneo al cuerpo, incluyendo los genitales, causando estragos en la libido también. El alcoholismo crónico e incluso el consumo excesivo ocasional de alcohol pueden acentuar el deseo pero obstaculizar el rendimiento. Condiciones tales como trastornos de la glándula tiroides y tumores de la glándula hipofisiaria (que controla la mayoría de la producción hormonal, incluidas las hormonas sexuales) también pueden disminuir la libido.

-Los medicamentos pueden interferir con la libido
La clase de medicamentos de la depresión pueden inhibir el deseo. Así como los tranquilizantes y los medicamentos para la presión arterial. Las sustancias adictivas, como la heroína, la cocaína y la marihuana, cuando se usan intensamente y crónicamente, también pueden causar pérdida de libido. Cuando se habla con su médico acerca de estos problemas,la gran mayoría se inhibe y esto es un gran error, ya que hay medicamentos alternativos para la depresión y otras condiciones que pueden tener menos impacto o ser inocuos respecto al deseo sexual.

-La calidad de la relación es una parte importante de la libido.
Una pareja con una relación disfuncional, es el caso más frecuente, pero al contrario demasiada unión también puede disminuir la libido, a veces una cierta separación es un requisito previo para una buena conexión, cuando la intimidad se derrumba en la fusión, no es falta de cercanía sino demasiada cercanía la que impide el deseo.

De lo que se trata aquí no es tanto acerca de conseguir más, sino ir mejorando. La frecuencia no es la única medida de la libido. Los sentimientos también cuentan. Si esperamos con ansias el sexo y nos sentimos, bien antes, durante y después, esa es la verdadera medida de si nuestra libido es saludable.
Se deben mantener expectativas reales y de esa manera disminuir la presión de la ansiedad de rendimiento habida cuenta que no todos los encuentros sexuales tienen que ser perfectos, en todos los casos. Probablemente sólo alrededor del 40% al 50% de los eventos sexuales pueden ser mutuamente satisfactorios,
Se debe recurrir a la imaginación para luchar contra la pérdida de libido, explorando fantasías, teniendo presente el aspecto lúdico y tomándolo con humor, sin una seriedad demasiado trascendental, preguntando a la pareja sobre sus fantasías y cuidando los detalles que favorezcan la intimidad y el erotismo y explorarando nuevas sensaciones en común que favorecerán la complicidad y el deseo sexual.Es muy importante el favorecer que se den las condiciones para que haya un “espacio reservado” para la pareja.

 
Comparte:
EnglishFrenchSpanish
Info. ContactoCuestionarioLlamar