Estradiol y función reproductiva masculina

Introducción:

Tradicionalmente, la testosterona y el estrógeno se han considerado hormonas sexuales masculinas y femeninas, respectivamente. Sin embargo, el estradiol, la forma predominante de estrógeno, también juega un papel crítico en la función sexual masculina. El estradiol en los hombres es esencial para la modulación de la libido, la función eréctil y la espermatogénesis. Los receptores de estrógeno, así como la aromatasa, la enzima que convierte la testosterona en estrógeno, son abundantes en el cerebro, el pene y los testículos, órganos importantes para la función sexual. En el cerebro, la síntesis de estradiol aumenta en áreas relacionadas con la excitación sexual. Además, en el pene, los receptores de estrógeno se encuentran en todo el cuerpo cavernoso con una alta concentración alrededor de los paquetes neurovasculares.

Alteraciones:

La testosterona baja y el estrógeno elevado aumentan la incidencia de la disfunción eréctil independientemente la una de la otra. En los testículos, la espermatogénesis está modulada en todos los niveles por el estrógeno, comenzando por el eje hipotálamo-hipófiso-gonadal, seguido por Leydig, Sertoli y las células germinales, y terminando con el epitelio ductal, el epidídimo y el esperma maduro. La regulación de las células testiculares por el estradiol muestra una influencia tanto inhibidora como estimulante, lo que indica una intrincada sintonía de modulación dependiente de la dosis y temporalmente sensible.

Por lo tanto el estradiol desempeña una contribución global en la función sexual masculina al observar los efectos de la hormona sobre la función eréctil, la espermatogénesis y la libido, ya sea en un sentido u otro, dependiendo de sus valores presentes en sangre y en los órganos diana.

Por otra parte, los estrógenos producen un aumento de la globulina transportadora de hormonas sexuales (SHBG) que es una glicoproteína sintetizada en el hígado cuya función biológica es el trasporte de hormonas sexuales esteroideas, principalmente testosterona y en menor grado de afinidad al estradiol, evitando así la degradación de las hormonas sexuales esteroideas. Pero por la contra, disminuyen la testosterona libre que es la realmente efectiva o biodisponible.

Proteína transportadora:

Tanto los estrógenos endógenos como los ambientales pueden ser, son responsables de este aumento de la SHBG.Los niveles de SHBG se correlacionan con medidas de severidad de la insuficiencia cardiaca y se asocian a un mayor riesgo de muerte cardiaca. Aunque durante muchos años no se ha tenido en cuenta los vínculos entre la función endocrina y la cardiovascular, cada vez es mayor la evidencia que indica que el miocardio, de manera similar a todos los tejidos y órganos del cuerpo, está bajo influencias hormonales constantes. Se ha demostrado la presencia de prácticamente todos los receptores hormonales en las células del miocardio.

Fuente: [Asiático J Androl. 2016]PMID: 26908066 PMCID: PMC4854098 DOI: 10.4103 / 1008-682X.173932[Indizado para MEDLINE] Artículo PMC gratuito:

 
Comparte:
EnglishFrenchSpanish
Info. ContactoCuestionarioLlamar