Dispareunia en hombres

Introducción:

El término dispareunia se emplea para referirse al dolor asociado con las relaciones sexuales, que puede afectar tanto a hombres como a mujeres y causar una angustia psicológica importante.
La dispareunia masculina se define como dolor genital o pélvico recurrente o persistente con la actividad sexual que está presente durante tres meses o más. La condición con frecuencia produce vergüenza y puede ser difícil para que el paciente lo consulte con su médico abiertamente, sobre su problema.
Aunque el dolor durante las relaciones sexuales es más común en el entre las mujeres, también los hombres pueden padecerlo debido a infecciones, problemas físicos y trastornos emocionales y en cualquier caso, requiere de una atención médica.
En la clasificaión del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales en su cuarta versión DSM-4, lo contemplaba como tal, en el DSM-5, ha sido reemplazado por el grupo de disfunciones sexuales, en el apartado de: Trastorno genito/pélvico de
dolor/penetración.

Epidemiología:

Los estudios demuestran que aproximadamente del 1 al 5 por ciento de los pacientes varones sufren dolor durante las relaciones sexuales . Sin embargo, debido al estigma social asociado con los trastornos sexuales masculinos, el subregistro parece ser lo común.

No se sabe si la baja incidencia encontrada de dispareunia en los hombres representa una falta de divulgación o refleja que es infrecuente esta condición. En ausencia de una anormalidad genitourinaria identificable, los hombres no circuncidados son más propensos que los hombres que ya lo están, a presentar dispareunia.
No obstante, el hombre cuando desarrolla esta dolencia su vida íntima se dificulta y puede llegar, a tal grado que podría perder interés hacia cualquier actividad sexual. Aunque su frecuencia sea menor, no por ello se trata de una situación que deba ignorarse, sobre todo porque la mayoría de las veces tiene solución.

Diferentes causas:

Es importante aclarar que las relaciones sexuales dolorosas no son una enfermedad, sino un síntoma que se vincula a padecimientos anatómicos, psicológicos, infecciosos o inflamatorios.
Entre las causas de dispareunia en hombres destacan tres:

Anatómomicas:

-La Fimosis. Es la estrechez del prepucio (tejido dérmico que cubre al glande o parte superior del pene), que en algunas personas dificulta la posibilidad de retraerlo o desplazarlo hacia atrás.La fimosis no es sólo un problema de niños. Los adultos también sufren esta enfermedad que puede afectar seriamente la calidad de vida, sobre todo en el ámbito sexual. Esta patología se manifiesta por la dificultad para retraer el prepucio, lo que ocasiona dolor y, eventualmente, heridas en la zona comprometida.La segunda causa de fimosis es la presencia recurrente de infecciones en la zona genital, generalmente por hongos y se puede tratar de dos tipos: balanitis -infección del glande- y balanopostitis -infección del glande y del prepucio-, siendo la última la más común. así se va produciendo algún tipo de inflamación crónica con cicatrización del prepucio, lo que lleva finalmente a que sea estrecho. Tratamiento generalmente circuncisión.
-El Frenillo corto. Frenulum breve es la condición en la cual el frenillo del pene es demasiado corto, limitando el movimiento del prepucio. Puede o no interferir con el normal desarrollo de la actividad sexual. Esta condición es tratada a través de frenuloplastia, frenectomía o circuncisión, pero recientemente se han incorporado otros métodos como el uso de cremas con corticosteroides y la extensión manual del frenillo.Es posible que el frenillo se desgarre durante la actividad sexual. Esto no necesariamente causa mucho dolor, pero puede causar una pérdida de sangre acompañado de un leve dolor.
-Enfermedad de Peyronie. Además de producir curvatura y dolor en el pene, la enfermedad de Peyronie puede asociarse a disfunción eréctil, por atrapamiento del nervio dorsal del pene en la placa de fibrosis, por deformidad muy marcada que impide la penetración, o por causas vasculares e incluso afectar psiquicamente.La enfermedad de Peyronie es más frecuente a mayor edad. Según las estadísticas afecta al 1,5% de los hombres entre los 30 y 39 años, y al 6,5% en los mayores de 70 años.El origen la enfermedad de Peyronie es desconocido, sí se sabe que existe asociación con otras enfermedades que hacen crecer el tejido fibroso en otras zonas del cuerpo como la enfermedad de Dupuytren (contractura de la palma de la mano), la fibrosis plantar (en los pies) o la timpanoesclerosis y otros pueden ser la diabetes, el colesterol alto, la gota, enfermedad de Paget, hipertensión, alcohol, tabaco, fármacos beta-bloqueantes y en algunos casos antecedentes familiares.El tratamiento puede ser médico en las fases iniciales o quirurgico en fases mas avanzadas o si la progresión es inevitable.

Infecciosas e Inflamatorias:

-Infecciones bacterianas. Es un grupo importante de padecimientos que ocasionan dispareunia en los varones por procesos inflamatorios, los más destacables son los siguientes:: Bacteria E. coli, como germen oportunista, y las enfermedades de transmisión sexual como clamidia y gonorrea, el chancroide o chancro blando que es una infección de transmisión sexual ( ITS ) causada por una bacteria gram negativa llamada Haemophilus ducreyi, y es un factor de riesgo para contraer el virus de la inmunodeficiencia humana, causante del SIDA y el linfogranuloma venéreo que es causado por una de las 3 variedades de clamidea, ademas no podemos olvidar la gardnerella vaginalis, aunque es más frecuente en la mujer,en el hombre también puede dar síntomas inflamatorios que se traducen en dispareunia, y esto por solo mencionar algunas de las infecciones bacterianas de transmisión sexual más frecuentes, sin olvidar la sífilis por supuesto, una de las la más antiguas conocida.
Prostatitis. La próstata está sujeta a diversos trastornos inflamatorios . Uno de estos síndromes es la prostatitis bacteriana aguda, una infección aguda de la próstata, generalmente causada por organismos gramnegativos. La presentación clínica en general está bien definida, y la terapia antimicrobiana sigue siendo el pilar del tratamiento.La entrada de microorganismos en la próstata casi siempre ocurre a través de la uretra. En la mayoría de los casos, las bacterias migran desde la uretra o la vejiga a través de los conductos prostáticos, con reflujo intraprostático de orina). Como resultado, puede haber una infección concomitante en la vejiga o el epidídimo.
Uretritis.La uretritis inespecífica es una condición que produce inflamación de la uretra. La uretra es el conducto por el cual la orina sale desde la vejiga hacia el exterior del cuerpo,(el semen también sale por esta vía), casi siempre a causa de bacterias u otros microorganismos, desencadena dolor durante o al término de las relaciones sexuales. La terapia consiste en la administración de medicamentos que eliminen al agente causante (antibióticos,antimicóticos .), tanto al varón como a su pareja, a fin de evitar el contagio mutuo. La uretritis crónica por lo general es causada ya sea por una infección bacteriana o por un problema estructural que ocasiona estrechamiento de la uretra.
Epididimitis. es un término médico que se refiere a una inflamación del epidídimo, la estructura tubular detrás del testículo donde maduran los espermatozoides y que conecta el testículo con los conductos deferentes.​ Es un trastorno que resulta doloroso en diversos grados,generalmente es causada por la diseminación de una infección bacteriana. La infección a menudo comienza en la uretra, la próstata o la vejiga. Las infecciones por gonorrea y clamidia casi siempre son la causa del problema en hombres jóvenes. Su tratamiento, a cargo del médico, requerirá antibióticos que también deberán administrarse a la pareja.
Enfermedades micóticas. La infección de la piel del pene por hongos es una afección común y motivo frecuente de consulta. Habitualmente se relaciona con el microorganismo Candida albicans, transmitido por la pareja sexual, y ocasiona pequeñas ronchas en el glande y cuerpo del miembro que producen comezón e incomodidad durante el coito. La atención médica consiste en la aplicación local de antimicóticos, tanto para el varón como para la mujer.
Enfermedades virales. Entre ellas destatacan el Herpes genital (lesión de la mucosa que puede generar dolor intenso), Virus del Papiloma Humano (VPH), que produce los condilomas (infección viral que produce verrugas en la mucosa del glande), o verrugas genitales, puede ser muy dificil, la curación total y facilitar el desarrollo de tumores a posteriori.No debemos olvidar que los virus de la Hepatitis B y C, también pueden ser enfermedades de transmisión sexual, de la misma manera que el VIH, lo es, aunque la dispareunia no esté presente.
Como se puede deducir de lo anterior es muy importante practicar, un sexo seguro, si la pareja no es estable, ya que las consecuencias, pueden ser muchas y a veces dificiles de erradicar o imposible y van a condicionar nuestra vida en el futuro.
Reacciones alérgicas ocasionadas por productos de aseo corporal, lubricantes, látex o de higiene femenina.Sin embargo, se trata de afecciones poco frecuentes y que no siempre causan dispareunia, pero que pueden tratarse con ayuda médica.

Problemas psicológicos:

Por último es importante, mencionar las causas psicológicas, las cuales se derivan de conflictos inconscientes que activan este tipo de dolor. Aunque menos habitual en los varones que en su contrapartida femenina, podemos citar como origen de ciertos problemas recibir una educación familiar represiva, encargada de transferir tabúes, prejuicios y sentimientos negativos.
Más importantes son los antecedentes de traumas sexuales, que comúnmente suceden en la infancia, pero que generan conflicto intenso y negación del placer que permanece en la edad adulta. El tratamiento en este caso está a cargo del sexólogo o psicólogo.
Cabe aclarar que en algunas ocasiones puede requerirse el análisis de la relación con la pareja e, incluso, su colaboración en algunas sesiones de terapia, a fin de compartir puntos de vista e información importante para superar la situación.
A veces son conflictos motivados por creencias religiosas o una idea equivocada del sexo (al que se considera sucio o pervertido), lo que desencadena una sensación de rechazo a las relaciones íntimas, no es tan infrecuente y se encuentra bajo muchos problemas de pareja causados por dispareunia.
Como puede apreciarse, la mayoría de los trastornos que desencadenan dolor en las relaciones sexuales en el hombre tienen solución; no obstante, su tratamiento sólo es posible cuando el afectado es conciente del problema, se libera de prejuicios y pudor, y se decide a acudir al médico en busca de ayuda.

 
Comparte:
EnglishFrenchSpanish
Info. ContactoCuestionarioLlamar